¿Quién paga por el servicio de automóvil?